Como elegir el anillo de compromiso ideal

Son varios los factores a tener en cuenta para llevar a cabo una buena elección. En este anillo tú has puesto muchas horas de búsqueda, muchas ilusiones y lo has de adquirir con el resultado de tu esfuerzo y de tu trabajo y tu pareja lo sabrá... y lo valorará.

 

La selección del diamante del anillo de compromiso requiere de especial atención debido a que éste es siempre el protagonista de la pieza.

 

Recuerda que no tiene que ser el diamante más grande ni el más costoso pero sí una piedra hermosa con la que asegures que en su rostro se dibuje una gran sonrisa.

 

El anillo en sí representa solo entre el 10 y el 15 por ciento del valor total de la pieza.

 

Te recomendamos siempre confiar en tu juicio, tu intuición y en todos aquellos detalles que conoces sobre tu pareja por lo que respecta a sus gustos.

 

En nuestro catálogo encontrarás gran variedad de modelos para elegir y te recordamos que siempre cabe la posibilidad de diseñar una pieza totalmente personalizada.

Recomendaciones

 

 

Paso 1: Consulta a Un Experto

 

Antes de elegir tu anillo de compromiso o tus argollas de boda, visita cuando menos a dos joyeros establecidos cuyo conocimiento y experiencia sean evidentes; su trayectoria comercial, sus estudios y el equipo que utilicen serán un buen referente.

 

La información y la asesoría de un joyero profesional son algo de lo que no debes prescindir. Las garantías que te sean ofrecidas sobre la pieza, sus componentes, la calidad de la hechura y los documentos que avalen las características de los diamantes, deben ser consideradas de manera determinante para elegir con quién adquirirás la joya más importante en la vida de ambos, quién obsequia y quién recibe.

 

El joyero deberá compartirte amplia información acerca de las características de los diamantes, las llamadas 4 C's por sus siglas en Inglés y que son, a saber, Clarity (pureza), Carat (peso en quilates), y Cut (forma y talla) y Colour (color) y de la manera en que cada una y en conjunto conforman el valor de un diamante.

 

Paso 2: Tener En Cuenta Su Gusto

 

A la hora de elegir un anillo de compromiso es muy importante tener en cuenta cuáles son los gustos de quien lo recibirá; ¿Le gustan las piezas grandes y vistosas o prefiere joyería sencilla y discreta?, ¿Un atrevido anillo de compromiso en oro rosa?, ¿Moderno o tradicional?, ¿La sortija clásica en oro amarillo, o quizá un anillo en oro blanco? Estas son preguntas muy sencillas de responder y atendiendo a las respuestas no habrá lugar a equivocación.

 

Uno de los factores a considerar en la entrega de algo tan especial como lo es un anillo de compromiso es el "factor sorpresa" y no debemos intercambiar ese último por la certeza de algo que es importante pero relativamente fácil de averiguar y de modificar, como lo es la medida o talla del dedo de a quien se obsequiará la prenda.

 

La manera más fácil de conocer esa medida es mediante alguna de estas acciones:

 

1. Pedirle a un cómplice, ya sea la mamá o un hermano(a), que nos facilite un anillo y pedir a un joyero que lo mida.

 

2. Entrar con tu pareja a una joyería, mirar un poco y pedir que les toman las medidas a ambos "por curiosidad".

 

3. Tomar "casualmente" un anillo de ella y medirlo en el dedo propio y registrar dónde nos queda.

 

Independientemente de la forma que elijas para enterarte de la medida, es importante no sacrificar el factor sorpresa.

 

En México la medida promedio para la mujer es de 6 1/2 y para hombre de 9 1/2.

 

Paso 3: Elegir La Forma Ideal Del Diamante

 

Esta parte es sencilla; cuando pasen frente a una joyería, acerca a tu pareja disimuladamente al área de anillos de compromiso, haz algún comentario y escucha con atención la respuesta; observa a cuál tipo de anillo y a qué forma de piedra dirige mayor interés.

 

También puedes comentar sobre alguna prenda del aparador o sobre el anillo de alguna persona conocida y la información fluirá mágicamente y de inmediato hacia ti.

 

Recuerda que tu pareja usará este anillo durante toda su vida. Debe ser una prenda de todo su agrado.

 

Algunas de las diferentes formas más conocidas en las que se tallan los diamantes son:

Paso 4: Seleccionar El Metal Ideal

 

Tradicionalmente un diamante que ha de ser lucido durante toda la vida suele montarse en oro o platino, ambos metales preciosos y duraderos.

 

Nuevamente es el gusto el que dicta qué metal y cuál color usar: oro amarillo u oro blanco para quien quiere un anillo tradicional, oro rosa o alguna combinación de colores para el gusto contemporáneo y atrevido, o bien, para quien gusta de lo clásico, el elegante platino, el más valioso de los metales.

 

Tanto el oro, ya sea blanco, amarillo o rosa como el platino son metales preciosos que requieren de una aleación con otros metales para poder ser usados en joyería, si no, serían demasiado blandos y maleables.

 

Aquí una explicación gráfica de cómo se hace esa aleación:

Como anillo al dedo

HOME

QUÉ NOS HACE ÚNICOS

EL ANILLO DE

COMPROMISO IDEAL

CATÁLOGO

OTROS SERVICIOS

CONTACTO